IMPLANTES

IMPLANTOLOGÍA

Volver



¿CONSECUENCIAS DE LA PÉRDIDA DEL DIENTE?

  • Consecuencias faciales de la falta de dientes: produciendo una disminución de la dimensión vertical, pérdida de soporte óseo para los tejidos orales, se produce un pseudoprognatismo debido a que la mandíbula rotará en sentido antihorario sobre el eje intercondilar buscando la estabilidad que aportaban los dientes
  • Consecuencias intraorales de la falta de dientes, se produce una reducción del área de la mucosa adherida, una reabsorción del proceso alveolar, que en la mandíbula es más intensa que en el maxilar superior, y una pérdida de propioceptores del ligamento periodontal que controlan la intensidad de las fuerzas masticatorias.

    Por otro lado, las encías también sufren más, ya que el alimento se deposita en el hueco que ha dejado el diente y al masticar el apoyo y la fuerza la realiza completamente la encía, que como consecuencia provoca el desgaste de la misma. Además, al tener un espacio vacío los dientes vecinos tienden a ocuparlo, desplazándose y provocando la aparición de nuevos espacios en los dientes y aumentando el riesgo de sufrir caries.

  • Consecuencias funcionales: cuando un paciente pierde uno o más dientes, se producen problemas a la hora de triturar los alimentos, con lo cual se necesitan otros mecanismos compensatorios para realizar bien la digestión. Se producen problemas de fonación, en el habla; la falta de algún diente o en el caso de los pacientes totalmente desdentados pueden tener complicaciones a la hora de pronunciar correctamente algunos sonidos o fonemas, sobre todo los linguo-dentales y labio-dentales.

  • ¿QUÉ ES LA IMPLANTOLOGÍA ORAL?

    La implantología oral es la rama de la odontología que se ocupa de reemplazar los dientes perdidos por distintas causas, valiéndose de implantes dentales colocados en el hueso maxilar o mandibular.

    En Cd Dra López – Dra Sandoval le ofrecemos la solución más estética para mejorar tu aspecto y calidad de vida mediante un sencillo e indoloro procedimiento.

    En primer lugar, se realiza el estudio y diagnóstico del por parte del implantólogo, tras lo cual se procede a la colocación del implante de titanio de última generación, un material altamente biocompatible. Dicho implante, se ubicará quirúrgicamente en los huesos maxilares durante una breve sesión con anestesia local. Pasado un tiempo, se producirá la osteointegración (unión firme hueso-implante) necesaria para que pueda ser colocada la prótesis sobre el implante.

    ¿Sabías que los implantes dentales son una de las mejores opciones de tratamiento para reemplazar los dientes perdidos?

    En lugar de utilizar prótesis removibles o usar los dientes adyacentes como soporte para la colocación de un puente (prótesis fija), los implantes dentales son una solución segura y duradera ante la pérdida de uno o varios dientes. En la actualidad los implantes están fabricados en titanio puro y actúan como sustituto de la raíz del diente. Una vez que los implantes se integran con el hueso, darán soporte a las nuevas prótesis o coronas unidas a ellos, dando el aspecto de uno o varios dientes naturales.

    Se trata de un proceso sencillo e indoloro que te permitirá recuperar toda la funcionalidad de tu dentadura, ganando estética y confianza.

    ¿Por qué debemos realizarnos un implante?

  • Estética: son la solución más estética para reemplazar la pérdida de dientes. Mejorará tu apariencia y tendrás un aspecto más rejuvenecido, ya que la ausencia de piezas dentales origina pérdida ósea, con el consiguiente envejecimiento facial.

  • Seguridad: los tratamientos con implantes tienen unas tasas de éxito más elevadas que cualquier otra técnica de restauración dental. Se trata de un tratamiento muy conservador, ya que mantiene intactos el resto de los dientes de la boca. Además, los implantes facilitan la correcta adaptación de las piezas en boca utilizando para ello un material altamente biocompatible, el titanio puro.

  • Calidad de vida: incorporan una estabilidad y sensación idéntica a la de los dientes naturales. Podrás sonreír, comer, hablar sin preocupación, sin condiciones, ni molestias, y contar con mucha seguridad, ya que la prótesis no se mueve.

  • Salud: la NO reposición del diente ausente conlleva unos efectos secundarios como son la inclinación progresiva de los dientes adyacentes y la extrusión del antagonista (diente que se descuelga), lo que complica la posible colocación del implante en el futuro, así como la masticación e higiene.

  • ¿Cómo se colocan los implantes dentales?

    El tratamiento de implantes consta de las siguientes fases:

  • Colocación del implante: tras la consulta y pruebas diagnósticas necesarias, se colocarán los implantes en el maxilar o la mandíbula en su posición, con anestesia local. También se colocará una prótesis provisional. El postoperatorio durará unas 24 horas.

  • Integración: es importante que el implante se una firmemente al hueso para poder soportar la prótesis y hacer frente a los requerimientos funcionales y estéticos necesarios, como si fuese un diente natural. Por este motivo debemos dejar pasar unos meses para que se produzca la osteointegración del implante.

  • Colocación de la prótesis: una vez que el especialista confirme que el implante se ha integrado en el hueso, se colocará la prótesis definitiva (parte externa visible del diente). Esta podrá ir cementada o atornillada a los implantes.

  • Los implantes dentales se han considerado una forma efectiva para reemplazar los dientes que hemos perdido. Cada día se incrementa el número de personas que los utilizan, la razón es muy simple y es que los implantes dentales funcionan.

    Son una excelente opción a largo plazo para restaurar los dientes dañados, uno de los beneficios es que los implantes dentales suelen durar grandes periodos de tiempo si se les da un buen cuidado es posible que puedan acompañarnos durante toda la vida en el mejor de los casos.

    De hecho, el desarrollo y el uso de los implantes dentales se considera uno de los mayores avances de la odontología en los últimos 40 años.