ORTODONCIA

ORTODONCIA

Volver



¿QUÉ ES LA ORTODONCIA?

La Ortodoncia es la rama de lo odontología que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales.

En la actualidad, la ortodoncia ya NO es sólo cosa de niños y adolescentes sino que cada vez son más personas las que encuentran solución a sus problemas dentales, mandibulares o faciales en la ortodoncia.

Como indica la Dra Sandoval, no se trata sólo de alinear dientes porque estén torcidos y se vean feos. La ortodoncia va más allá y persigue corregir problemas de mordida, maxilares y faciales. Aunque la obsesión de los nuevos tiempos por estar perfectos y lucir una sonrisa perfecta parece haber desdibujado la línea entre la necesidad de someterse a una ortodoncia y la moda de hacerlo para estar milimétricamente perfectos, el auge de la ortodoncia se debe al avance en los diagnósticos y las nuevas técnicas de tratamiento (por ejemplo la ortodoncia invisible), así como un incremento de los adultos con ortodoncia.

El tratamiento consiste en la evalución del paciente por parte de la ortodoncista mediante un examen clínico, una radiografía panorámica de toda la boca, una radiografía lateral de cráneo, fotografías intra y extraorales y unos modelos de yeso de la boca del paciente para registrar como es la mordida. En Cd Dra López – Dra Sandoval disponemos de todos los medios para poder realizar el completo estudio de ortodoncia sin tener que desplazarse a ningún otro centro .

¿A QUÉ EDAD REALIZAR EL TRATAMIENTO?

Si bien no hay límites de edad para la realización de un tratamiento de ortodoncia; sólo en algunos movimientos ortopédicos, que únicamente es posible realizar en jóvenes, es mejor practicarlos antes de los 14 años, como es el caso de la expansión del paladar.

Ortodoncia en niños

Principalmente son los niños que se someten a un tratamiento ortodontico. Se recomienda, como medida preventiva, visitar al ortodoncista a los 6 años de edad -cuando empiezan a salir los primeros molares definitivos- con el fin de analizar si hacia los 12 años –cuando erupcionen los segundos molares definitivos- todo encajará. En general, el ortodoncista revisará cómo se produce el recambio dental y la oclusión de los incisivos, así como el contacto que mantienen los dientes horizontal y verticalmente y podrán guiar el desarrollo de los maxilares para evitar futuros problemas como el apiñamiento y las mordidas cruzadas..

El tratamiento ortodontico precoz permite regular el ancho de los arcos dentales tanto superiores como inferiores con el objetivo de ganar espacio para los dientes permanentes incluyendo las muelas de juicio y evitando su extracción posterior cuando no existe suficiente espacio en el maxilar.

En esta etapa temprana es posible la necesidad de colocar en los niños mantenedores de espacio para que los molares permanentes no reduzcan el espacio reservado a las piezas dentarias definitivas cuando se caigan los dientes de leche o alteren la relación que deben mantener los dientes para una mordida u oclusión correcta.

También es posible corregir problemas generados por hábitos anormales, como la succión del dedo pulgar, mediante un tratamiento simple de tipo interceptivo, es decir, para evitar que cualquier anomalía incipiente llegue a asentarse. Cuando no se toman medidas a través de tratamientos de ortodoncia o no se impide el desarrollo de una mala mordida la solución está en un tratamiento correctivo mediante aparatos funcionales, fijos o removibles aunque en Cd Dra López – Dra Sandoval apostamos siempre por la prevención para evitar complejos tratamientos posteriores.

El tratamiento ortodontico especialista a una edad temprana también puede prevenir o reducir problemas en el habla o la deglución simplificando en gran medida un tratamiento posterior.

Ortodoncia en adultos

Muchos pacientes adultos pueden requerir ortodoncia por diversos motivos, uno de los principales por los que nuestros pacientes acuden a nuestra consulta ortodóntica suele ser la inexistencia de un tratamiento específico y adecuado durante la infancia.

En ocasiones, adultos que ya tuvieron ortodoncia cuando eran niños pueden requerir un tratamiento posterior. Esto se debe a cambios en la morfología maxilofacial, la aparición tardía de las muelas del juicio o la existencia de problemas u otras patologías dentales como la periodontitis que puede causar el aflojamiento de los dientes y por consiguiente su desplazamiento deformando la sonrisa inicial.

¿CUÁNDO ES NECESARIO UN TRATAMIENTO DE ORTODONCIA?

Entre las alteraciones que necesitan ortodoncia, cabe destacar:

  • Malposición dentaria: se recurre a la ortodoncia cuando la corona de un diente está gravemente desplazada de su posición correcta.

  • Incisivos con mal ángulo: la ortodoncia con dispositivos fijos corrigen el ángulo de los incisivos superiores, inferiores y ambos, en bloque.

  • Pérdida prematura de dientes de leche: como hemos comentado anteriormente, cuando se pierde un molar es posible que se necesite colocar un ‘mantenedor de espacio’ para que el nuevo diente tenga su sitio reservado.

  • Sobremordida: los dientes anteriores de la arcada superior sobrepasan en la mordida más de la mitad de la altura de los dientes inferiores, un problema de maloclusión de tipo II, que puede solucionarse hasta cierto punto con la ortodoncia. Cuando esta alteración es fruto de problemas esqueléticos, debe corregirse en la infancia y la adolescencia (ortodoncia interceptada), porque al llegar a la edad adulta, los brackets modificarán la posición del maxilar sólo parcialmente.

  • Submordida o prognatismo mandibular: los dientes inferiores se extienden excesivamente hacia delante o bien los superiores se posicionan muy hacia atrás o hay adelantamiento de la mandíbula inferior. Se puede corregir con un expansor que se fija a la mandíbula superior para expandirla y se va ensanchando a medida que crece la mandíbula. En ocasiones se emplea una máscara facial anti prognatismo colocada alrededor de la cabeza para aplicar una fuerza en la mandíbula inferior que la va reubicando en su sitio o una mentonera alrededor de la cabeza que ejerce fuerza en la barbilla para recolocarla en su posición ideal.

  • Mordida cruzada: esta alteración en la que uno o varios de los dientes de la arcada superior quedan por detrás de los inferiores al morder. Es fácil de corregir en niños con un expansor fijado sobre el paladar y que se va ensanchado progresivamente cada día mediante una llave hasta que el hueso se fija. En los adultos, puede ser necesario ayudar a esta ortodoncia con una cirugía correctora.

  • Mordida abierta: cuando los dientes superiores e inferiores no se solapan y queda un hueco entre ellos al morder, se puede usar un expansor en niños como medida preventiva; aparatos y brackets en los adolescentes, pero se suele recurrir a la cirugía en el caso de los adultos.

  • Dientes rotados: la ortodoncia consigue hacer movimientos de rotación para ubicar de manera precisa el diente.

  • Línea media desplazada: se suelen emplear los brackets para hacer coincidir la línea media de los dientes superiores con la línea media de los inferiores.

  • Espacio excesivo entre los dientes: los aparatos de ortodoncia fijos consiguen cerrar espacios moviendo en bloque todo el diente (corona y raíz).

  • Apiñamiento de los dientes: se trata de una cuestión más estética, para la cual es posible utilizar la ortodoncia con el fin de ubicar los dientes o dar a la forma de la cara una posición más normal.

  • Problemas con el habla: los dispositivos de ortodoncia pueden solucionar problemas con el habla -es decir, dificultad para pronunciar ciertos fonemas correctamente- ocasionados por proyección de la mandíbula, mordida abierta, protrusión de los incisivos superiores, sobremordida horizontal, ausencia de molares superiores permanentes o deglución atípica.

  • Respiración por la boca: una placa vestibular que impida al paciente respirar por la boca puede resultar de gran ayuda en el tratamiento determinado por un otorrinolaringólogo para estos casos.

  • Apnea del sueño: hay algunas ocasiones en las que este trastorno es fruto de una alteración de la oclusión cuando el desarrollo de la mandíbula inferior no ha sido normal, por lo que el uso de la ortodoncia para arreglar la mordida puede ayudar en este trastorno.

  • Problemas de articulación de la mandíbula: en ocasiones puede resultar útil el uso de protectores bucales o de la mordida, también conocidos como férulas de descarga. Su efectividad varía mucho entre los pacientes aquejados de trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular, los cuales afectan a las articulaciones y los músculos de la masticación que conectan la mandíbula inferior al cráneo. Sus síntomas son dificultad o molestia al morder o masticar; chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca; dolor facial sordo en la cara; dolores de cabeza y oído o sensibilidad o bloqueo de la mandíbula.

  • ¿CUÁNTO DURA EL TRATAMIENTO?

    La duración del tratamiento dependerá en todo momento de cada paciente.

    Generalmente el tratamiento ortodóntico suele durar entre 1 y 3 años dependiendo del desarrollo y la gravedad del problema tratar, pues aquellos en los que además de corregir la forma dental existan problemas adicionales de alineación requerirán más tiempo para completarse. De igual manera algunas malposiciones leves se pueden corregir en solo unos meses.

    ¿QUÉ TIPOS APARATOS DE ORTODONCIA EXISTEN?

    Los tratamientos ortodónticos han evolucionado mucho los últimos años y actualmente los aparatos de ortodoncia pueden estar confeccionados de varios materiales como el metal, la cerámica o el zafiro.

    Entre los tratamientos más populares de ortodoncia se encuentra la ORTODONCIA INVISIBLE y es utilizada principalmente por los pacientes adultos por su discreción y facilidad de limpieza, aunque también puede ser usada por niños y adolescentes.

    Los alambres y estructura de los aparatos ortodónticos son mucho menos visibles y notables de lo que solían ser en el pasado. En los niños el tratamiento ortodóntico más recomendable generalmente es el aparato estándar e iniciar el tratamiento a una edad temprana.

    Podemos clasificar los aparatos de ortodoncia como fijos y removibles.

    Aparatos fijos

    Disponemos de ortodoncia tradicional (metálica) o los brackets estéticos.

    Ortodoncia tradicional

    Esta sea quizás la más conocida. Consiste en colocar unos aparatos metálicos fijos denominados brackets, que se adhieren al diente y van traccionando los mismos para su recolocación. El aparato ortodóncico fijo consigue guiar el desplazamiento de los dientes gracias a un arco o alambre metálico que se une a estos brackets.

    Brackets estéticos

  • Brackets de cerámica o porcelana: están elaborados con un material de uso sanitario de color blanco y traslúcido, por lo que disimulan perfectamente sobre la superficie del diente. Dentro de la ortodoncia estética, los brackets de porcelana son la opción de tratamiento más económica.

  • Brackets de zafiro: se han convertido en los últimos años en el material más demandado para la fabricación de bracjets estéticos. Los brackets de zafiro son transparentes y dejan ver el blanco natural de los dientes.

  • Gracias a que el zafiro es un material que no se tiñe con las comidas con mucho colorante, con bebidas como el café o con el tabaco, los brackets se mantienen totalmente transparentes durante todo el tiempo que dura el tratamiento de ortodoncia.

    Aparatos removibles

    Estos tienen su mayor aplicación en niños en edad de crecimiento puesto que con ellos se puede actuar sobre los huesos faciales y guiar así se correcto crecimiento, corregir ciertas malposiciones, mantener el espacio ante la pérdida prematura de una pieza dental, corregir la succión digital etc.

    La ortodoncia invisible es el tratamiento más demandado por los adultos en la actualidad puesto que es un procedimeinto que afecta de menor manera a su vida cotidiana y supone un avance con respecto a los tradicionales brackets metálicos, de zafiro o linguales.

    Presenta dos grandes ventajas, su ESTÉTICA, puesto que es prácticamente imperceptible y que es REMOVIBLE, lo que facilita la higiene, la alimentación y la vida social.

    ORTODONCIA INVISIBLE

    Leer más